domingo, 24 de enero de 2016

Informe de la UNESCO 2014 sobre la Igualdad de Género y la Cultura


El informe de la UNESCO sobre la Igualdad de Género: Patrimonio y Creatividad publicado recientemente, ilustra enérgicamente la necesidad de suscitar el debate y la investigación, así como la urgente necesidad de sensibilizar la opinión pública sobre la importancia de la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades entre las mujeres y los hombres, los niños y las niñas en el área del patrimonio y creatividad. Basándose en el compromiso de la UNESCO de promover los derechos humanos, que incluye los derechos de la mujer en la vida cultural, el informe reconoce que la cultura es el factor determinante para lograr desarrollar el potencial de las personas, indistintamente de su género.
Iniciado por el Sector de la Cultura de la UNESCO, el informe consigue reunir por primera vez investigaciones existentes, políticas, casos prácticos y estadísticas sobre la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer en la cultura. Toda la información ha sido facilitada por la Relatora Especial en la esfera de los derechos culturales de la ONU, por representantes del gobierno, grupos internacionales de investigación y think-tanks, académicos, artistas y profesionales del patrimonio. 

Asimismo, el informe contiene recomendaciones dirigidas a gobiernos, a responsables de la toma de decisiones y a la comunidad internacional, en las áreas de creatividad y patrimonio.
Hasta la fecha, las mujeres  han sufrido una especial marginación en el ámbito cultural, teniendo hacer frente a un gran número de obstáculos a la hora de acceder, contribuir y participar igualitariamente en el cine, teatro, artes, música y patrimonio. De esta manera se les ha impedido desarrollar su potencial y se ha dificultado el desarrollo global sostenible e inclusivo.

El diagnóstico de género en el informe identifica  cuales son los síntomas comunes con otras áreas de la vida socio-económica: participación limitada de la mujer en funciones de dirección (el “techo de cristal”); segregación en ciertas actividades (“paredes de cristal”); oportunidades restringidas en la formación continua, el desarrollo de capacidades y en la creación de una red de contactos; la desigualdad existente en relación al trabajo no remunerado; las pésimas condiciones de trabajo (como el trabajo a tiempo parcial, contractual, el carácter informal etc.) así como el mantenimiento de los estereotipos de género  sobre los papeles culturalmente apropiados para la mujer y el hombre, sin que medie necesariamente un previo consentimiento de las partes. La ausencia de estadísticas culturales desagregadas por género es un factor que encubre la diferencia existente entre géneros y los retos a los que directivos y políticos deben hacer frente. 

El informe, acompañado de vídeos, fotografías, y entrevistas con artistas, creadores, y otros profesionales de la cultura provenientes de todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada